Evo Morales celebró el fin de paro de médicos

El presidente de Bolivia, Evo Morales, celebró ayer el final de la "huelga política" de los médicos del país, que durante 47 días mantuvieron un paro en contra de la regulación del sector prevista por el nuevo Código Penal que determinaba penas para la mala praxis que incluían la prisión.
"Saludamos a médicos y trabajadores que nunca pararon, tienen vocación de servicio; y a los que permitieron levantar la huelga política que tanto daño causó a miles de enfermos", escribió Morales en Twitter.
El mandatario subrayó la disposición de su Gobierno para trabajar "por un servicio de salud sensible, solidario, universal y gratuito" horas después que los médicos bolivianos anunciaron a última hora de ayer el fin de una huelga que afectó severamente a la salud pública en Bolivia, tras un acuerdo con el Ejecutivo para elaborar una legislación alternativa a la prevista.
El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, informó el lunes a la noche la firma del acuerdo con el Ministerio de Gobierno, según consignaron las agencias ABI y DPA.
"Queremos comunicar oficialmente que las medidas después de firmar este acuerdo, las medidas de presión, tanto los piquetes de huelga de hambre y la huelga general indefinida, queda levantada a partir de las cero horas del día del martes", explicó Cruz en conferencia de prensa.
"Vamos a volver a nuestros hospitales, vamos a volver a trabajar", aseguró el dirigente nacional de los médicos, citado por medios locales y la agencia de noticias EFE, al anunciar que el fin del paro desde la medianoche.

Acuerdo.
Cruz agregó que ayer se reiniciará la atención médica en todos los hospitales públicos del país, mientras una comisión evaluará sobre el pago de los días no trabajados, procesos administrativos y judiciales con dirigentes de la huelga médica.
Además, el acuerdo contempla derogar tres decretos supremos, aceptar la creación del Instituto de Conciliación y Arbitraje y la elaboración de la Ley General de Salud.
La medida de fuerza comenzó el 23 de noviembre en rechazo del artículo 205 del Código Penal, que sancionaba hasta con seis años de cárcel la mala práctica profesional, un artículo que inhabilita al médico sancionado para ejercer la profesión y lo obliga al pago de una reparación
económica al damnificado.
Morales había advertido el lunes a los médicos que su Gobierno aplicaría todas las acciones constitucionales a mano para poner fin a la huelga médica. (Télam)