Estiman que el 30% de los koalas del sur de Australia murieron por los incendios

Autoridades estiman que un tercio de los koalas de la región de Nueva Gales del Sur de Australia podrían haber muerto durante los incendios que se suceden desde hace dos meses.

“Hasta el 30% de los koalas en la región pueden haber muerto, porque hasta el 30% de su hábitat ha sido destruido. Sabremos más cuando los incendios se calmen y se pueda hacer una evaluación adecuada”, expresó la Ministra Federal de Medio Ambiente del país oceánico, Sussan Ley, según publicó el sitio de la CNN.

Hasta el 21 de diciembre, los incendios forestales se habían cobrado la vida de nueve personas, en tanto que una había sido reportada como desaparecida. Asimismo, las llamas destruyeron casi 800 casas y el pasado 19 de diciembre dos bomberos perdieron la vida combatiendo el fuego.

Ley precisó que el gobierno de Australia está trabajando junto a expertos en koalas y se destinaron 6 millones de dólares para construir corredores y un plan que ayude a los animales que se encuentran en hospitales a volver a la vida silvestre.

Por otro lado, la agencia de noticias rusa Sputnik News informó que las autoridades de Australia pagará compensaciones a los voluntarios que hayan ayudado a los bomberos a combatir los incendios en Nueva Gales del Sur, región del sureste del país.

El beneficio es para aquellos empleados de pymes y trabajadores autónomos que hayan trabajado durante más de diez días, de manera voluntaria, para el Servicio de Bomberos Rurales. Podrán solicitar una compensación de pérdidas de hasta 300 dólares australianos por día, y hasta un máximo de 6.000 dólares australianos por persona. Estos pagos estarán libres de impuestos.

Actualmente hay 95 incendios activos en Nueva Gales del Sur, de los cuales 48 están sin contener. Australia atraviesa una de las mayores sequías de las últimas décadas y la temperatura máxima promedio durante la semana pasada en todo el país fue de 41,9ºC.

Las previsiones climáticas indican para el lunes y martes próximo las temperaturas seguirán siendo altas y se teme que se puedan intensificar los incendios. En el sur de la nación, algunas autoridades categorizaron como "grave" al nivel de peligro de incendio y esto significa que se aconseja a los residentes evacuar sus viviendas como "opción más segura" para sobrevivir.

Foto: cnnespanol.com