Schwartzman avanza en Australia

El tenista argentino superó al ucraniano Alexandr Dolgolopov en cuatro sets y se clasificó a los octavos de final del primer Grand Slam del año. Mañana se medirá ante el español Rafael Nadal, número uno del mundo.
El argentino Diego Schwartzman le ganó ayer al ucraniano Alexandr Dolgolopov en cuatro sets y avanzó a los octavos de final del Abierto de tenis de Australia, primer Grand Slam del año, donde se las verá nada menos que con el español Rafael Nadal, número uno del mundo y máximo favorito.
El "Peque" Schwartzman, número 26 en la clasificación mundial de la ATP, se impuso a Dolgolopov (38) por 6-7 (7/1), 6-2, 6-3 y 6-3 en dos horas y 38 minutos de juego en el complejo de Melbourne Park. En la próxima instancia, el porteño jugará mañana frente a Nadal, que por su parte eliminó al bosnio Damir Dzumhur (30) por 6-1, 6-3 y 6-1.
Para Schwartzman, el primer argentino en meterse en octavos de Australia 2018, ya que el tandilense Juan Martín Del Potro y el bonaerense Nicolás Kicker jugaban por la tercera ronda en la madrugada de hoy, fue la tercera victoria en el certamen después de vencer en el debut al serbio Dudan Lajovic por 2-6, 6-3, 5-7, 6-4 y 11-9, y en la segunda rueda al noruego Casper Ruud, por 6-4, 6-2 y 6-3.
El tenista de 25 años y 1.70 de altura aseguró: "Cada vez me voy sintiendo mejor en este tipo de torneos". Schwartzman alcanzó los cuartos de final del Abierto de los Estados Unidos en septiembre de 2017, en lo que fue hasta ahora su mejor performance en un Grand Slam.
Ahora le tocará el desafío más difícil: Nadal, quien hasta ahora no cedió un set en el Open australiano y no mostró rastros de la lesión que arrastraba en el tendón de la rodilla derecha. "Está muy fuerte Rafa. Hicimos un gran entrenamiento antes de arrancar el torneo acá. Espero poder jugar como ese día y hacer un gran partido el domingo", declaró Schwartzman.
"Con esta clase de jugadores, en un Grand Slam y a cinco sets, hay que rendir a más de un 100 por ciento. Igual me tengo confianza. Las veces que pude jugar contra él y contra los jugadores de su categoría lo pude hacer bien", agregó el "Peque", que está 0-3 en el historial contra Nadal.
El zurdo mallorquín le ganó a Schwartzman en los cuartos de final del Masters 1000 de Mónaco 2017; en el US Open 2015 y en el torneo de Acapulco 2013, en sus tres enfrentamientos oficiales del circuito ATP.
Para Nadal, que en sus dos primeras presentaciones eliminó al dominicano Víctor Estrella Burgos y al argentino Leonardo Mayer, Schwartzman será un rival de cuidado. "Encaro el partido igual que cualquier otro, aunque desde el aprecio que le tengo a Diego. Es una persona que, ante todo, es buena gente, que es lo más importante en este mundo", expresó Rafa.
Además, el español consideró que Schwartzman "juega muy bien al tenis. Es un jugador que tiene todos los golpes, tiene una gran seguridad en su juego y comete muy pocos errores".
Nadal, que buscará el título en esta temporada luego de haber perdido la final de la edición 2017 contra el suizo Roger Federer, ratificó que se siente bien físicamente. "Estar en la ronda que estoy sin haber perdido un set es una gran noticia. En general las cosas están saliendo bien y la evolución (de una tendinitis de rodilla) ha sido muy buena", comentó.
El tandilense Del Potro, número 10 del mundo, enfrentaba en cuarto turno del Hisense Arena al experimentado checo Thomas Berdych (19). "Delpo" lidera 5-3 los antecedentes contra Berdych, a quien superó la última vez que se midieron en el Masters 1000 de Cincinnati en 2017.
La "Torre" de Tandil, de 29 años, comenzó el Abierto de Australia, tras una ausencia de cuatro años, con victorias sobre el estadounidense Frances Tiafoe y el ruso karen Khachanov.
Kicker (96), por su parte, jugaba frente al húngaro Marton Fucsovics (80), también en el cuarto encuentro de la cancha 3. Kicker cayó ante Fucsovics la única vez que se enfrentaron, este año, en Pune (India).
El nacido en Merlo, de 25 años, viene de derrotar al australiano Jordan Thompson y al eslovaco Lukas Lacko en las dos primeras rondas de lo que ya es su mejor actuación en un torneo de los grandes. (Télam)