Riquelme ya diagrama el nuevo Boca

Con varios frentes por atender, Juan Román Riquelme ya piensa futbolísticamente el Boca que viene, donde aspira a tener un cuerpo técnico con historia y refuerzos de peso para recuperar el posicionamiento internacional.
En primera instancia, el flamante vicepresidente segundo deberá definir quién reemplazará en el cargo a Gustavo Alfaro y en ese sentido el que más chances tiene es Miguel Angel Russo, quien fue campeón de la Copa Libertadores 2007 en la que él brilló como futbolista.
Incluso, el ex entrenador de Cerro Porteño, en caso de aceptar el desafío, ampliará su cuerpo técnico y sumará como ayudante de campo a Sebastián Battaglia, quien en las elecciones recientes dio su público apoyo al presidente electo Jorge Amor Ameal. Russo, además, tiene como uno de sus principales colaboradores a Leandro Somoza, de pasado en Boca como futbolista.
En caso de no darse esta opción, aparecen como alternativas José Néstor Pekerman y Eduardo Domínguez, quienes se encuentran sin trabajo actualmente.
Con respecto al manager Nicolás Burdisso, con un año más de contrato en el club, la idea es juntarse a hablar con él y, si está dispuesto a ser parte de la estructura que comandará el vicepresidente segundo, dejarlo en el cargo, aunque parece difícil que el ex defensor acepte eso.
Por último, Riquelme quiere juntarse con Carlos Tevez, cuyo vínculo vence a fin de mes, para charlar en persona con él. Es probable que continúe siempre y cuando acepte un contrato pagable.

Los refuerzos.
Ente las posibles incorporaciones, uno de los apuntados para la delantera es Paolo Guerrero, con quien también estaba negociando el oficialismo saliente y que ya se despidió del Inter de Porto Alegre.
En el lateral derecho hay dos apuntados: el chileno Mauricio Isla (Fenerbahçe) y Renzo Saravia, de poca continuidad en el Porto de Portugal y por el cual ya hubo algunos avances para que llegue a préstamo.
En el rubro mediocampista central, también los elegidos son dos chilenos: Charles Aranguiz y Gary Medel, cuyos arribos a priori no parecen sencillos.
Conocedor del puesto, Román quiere a Franco "Mudo" Vázquez, a quien le queda un año y medio más de contrato con el Sevilla, donde jugó poco en el último semestre.

La asunción.
Ameal, que arrasó en las elecciones a presidente de Boca apuntalado por Riquelme, asumirá su cargo el próximo viernes por la tarde o el lunes, luego de haber recibido el aval de casi el 53 por ciento del padrón de socios sobre el candidato oficialista Christian Gribaudo, poniendo fin a un cuarto de siglo de hegemonía macrista.
Ameal, si bien restan detalles formales, realizará ese día la primera reunión de Comisión Directiva que lo oficializará en su segundo mandato al frente de Boca (lo hizo entre 2008 y 2011 por la muerte de Pedro Pompilio), con Mario Pergolini como vicepresidente primero.
Allí, tal como está establecido en los estatutos, designará al resto de cargos dentro del club, donde estará Román como vicepresidente segundo y a cargo de todo el fútbol.
Escrutadas la totalidad de las 143 mesas habilitadas, la lista de Ameal, Pergolini y Riquelme logró el 52,92 por ciento de los votos (20.045), mientras que Gribaudo y Juan Carlos Crespi obtuvieron el 30,64 (11.607). En tercer lugar quedaron José Beraldi y Royco Ferrari, con 16,43 por ciento (6.225). Fue una histórica jornada que batió récords de concurrencia a nivel sudamericano de clubes, con 38.363 votantes.

Macri.
Por otra parte, el presidente Mauricio Macri le deseó ayer "lo mejor" a la lista que se impuso en las elecciones de Boca, donde su espacio político perdió los comicios después de 24 años. "Le deseo lo mejor a Ameal, Mario (Pergolini) y Román (Riquelme) y todos los muchos que los acompañan", indicó en declaraciones formuladas en la Sala de Periodistas de Casa Rosada, donde se despidió de los acreditados de los distintos medios.
"Lo más importante es Boca", agregó quien fuera presidente de la institución entre 1995 y 2007. "El club está muy bien y a veces ganás campeonatos, a veces perdés finales y duele. Pero lo importante que si seguimos haciendo las cosas de la misma manera que desde que el arranque de mi presidencia, estaremos siempre peleando por cosas importantes", afirmó. (NA)

River y su fiesta eterna
Los fanáticos de River Plate recordaron ayer en tiempo real, en las plazas, en las redes sociales y en una pantalla gigante ubicada sobre Avenida Udaondo, al costado del estadio Monumental, las acciones de la final "eterna" de la Copa Libertadores ganada a Boca Juniors en Madrid, al cumplirse ayer el primer aniversario. La celebración, virtual y física, fue una continuidad de los festejos que comenzaron a la hora cero del lunes en el estadio. Los tres goles del histórico triunfo del millonario fueron gritados en distintos lugares del país, donde las filiales replicaron festejos organizados por el club.