Loeb aceleró y se impuso en la etapa

El cordobés Federico Villagra, con un camión Fiat Iveco, redondeó ayer otra buena labor y se quedó con la segunda colocación de la cuarta etapa del Rally Dakar 2018 que tuvo comienzo y fin en San Juan de Marcona, Perú, y se mantiene también como escolta en la clasificación general detrás del ruso Eduard Nikolaev (Kamaz).
La jornada de ayer cubrió un total de 444 kilómetros, de los cuales 333 fueron cronometrados y el resto de enlace, en un trazado que tuvo como particularidad la largada compartida de a cuatro competidores en el caso de camiones y autos, y de 10 máquinas en línea en motos y cuatriciclos, sobre la costa del océano pacífico.
Con la victoria de etapa de ayer el ruso Nikolaev estiró la diferencia con el "Coyote" Villagra y ahora acumula un tiempo total de 12 horas 22 minutos 27 segundos, aventajando al de Córdoba por 36m55s.
El calor y la arena de las extensas dunas peruanas fueron el paisaje predominante de esta cuarta jornada, que complicó la navegación, que demoraron más de la cuenta para encontrar cada punto de control de paso.
El salteño Kevin Benavides (Honda) no tuvo una muy buena jornada en motos, no pudo aprovechar el abandono del hasta enconces líder, el británico Sam Sunderland, y finalizó en la octava colocación de la etapa, cayendo al tercer puesto en la general.
La carrera ahora la domina el francés Adrien Van Beveren (Yamaha), quien además ganó la especial de ayer, con un tiempo total de 11 horas 03 minutos 23 segundos, seguido por el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) a 1m55s y Benavides a 3m15s.

Autos.
El mendocino Lucio Alvarez (Toyota) cumplió una destacada tarea en autos al finalizar sexto, escalando puestos en la general, en la que se ubica 17mo, apenas un puesto detrás del también argentino Sebastián Halpern (Toyota).
El mendocino Orlando Terranova (Mini) no llegó de vuelta a San Juan de Marcona, al igual que Emiliano Spataro, quien rompió la suspensión delantera de su Renault Duster.
En tanto que se retrasó el francés Cyril Despres (Peugeot), quien golpeó muy fuerte su máquina contra una piedra y quedó al borde del abandono. El vencedor de la etapa fue el francés Sébastien Loeb, seguido del español Carlos Sainz y el francés Stephane Peterhansel.
Peterhansel sigue en la cima de la general con 10h 36m07s, escoltado por Loeb a 6m55s, Sainz a 13m06s, el qataría Nasser Al-Attiyah (Toyota) a 58m48s y el francés Bernard Ten Brinke (Toyota) a 1h10m24s.

Cuatriciclos.
Muy bueno fue lo realizado ayer por Gustavo Gallego en cuatriciclos, ya que el argentino finalizó cuarto y quedó quinto la general a 44m16s del líder, el chileno Ignacio Casale.
El otro argentino protagonista en cuatris, Pablo Copetti, cayó a la cuarta ubicación. Mientras que con un andar sólido sigue en la lucha por los primeros lugares el cordobés Jeremías González Ferioli a 53m53s y marcha sexto en la general.
Casale domina con un tiempo de 13h00m42s, superando a al ruso Sergei Kariakin a 25m30s y al peruano Alexis Hernández a 35m01s.
En Utilitarios Todo Terreno (UTV) se quedó el hasta ayer líder, el peruano Juan Carlos Uribe Ramos, y el dominio de la clasificación quedó en manos ahora del francés Patrice Garrouste (16h17m51s), escoltado por el brasileño Reinaldo Varela a 1h56m22s.

Para hoy.
Se disputará hoy la quinta etapa, última en Perú, antes de pasar mañana a Bolivia, entre San Juan de Marcona y Arequipa, que tendrá un total de 934 kilómetros, cuyo especial de velocidad tendrá una extensión de 268 kilómetros, con un largo enlace de 666 kilómetros.

Sunderland abandonó
El británico Sam Sunderland, ganador del año pasado en motos y quien comandaba hasta el lunes la clasificación de la actual edición, abandonó ayer el Rally Dakar 2018 mientras se disputaba la cuarta etapa en Perú, por sufrir fuertes dolores lumbares. 53 pilotos desertaron desde que comenzó la carrera.