Francia ganó la Davis

El equipo francés de Copa Davis levantó ayer su décimo trofeo en el estadio Pierre Mauroy de Lille, con el triunfo de Lucas Pouille, en el quinto y último punto ante su par de Bélgica, que dio pelea hasta el final.
Pouille asumió el peso de la definición, luego del éxito del belga David Goffin ante Jo-Wilfried Tsonga, que le puso suspenso al desenlace, con un triunfo categórico ante Steve Darcis por 6-3, 6-1 y 6-0.
De principio a fin, Pouille, número 18 del ranking mundial, no otorgó alternativas a Darcis (76) durante una hora y 34 minutos. El belga fue superado ampliamente y no encontró respuestas técnicas ni anímicas.
Yannick Noah, campeón del Gran Slam Roland Garros en 1984, fue el capitán del equipo integrado por Tsonga, Pouille, Richard Gasquet y Herbert Pierre Hughes que recuperó el primer lugar del tenis mundial para Francia.
Francia no se consagraba ganador desde 2001 y no jugaba una final desde 2010 cuando perdió ante Serbia por 3 a 2 en Belgrado.
Los títulos del seleccionado galo en Copa Davis fueron en 1927, 1928, 1929, 1930, 1931 y 1932. Desde el formato Grupo Mundial, creado en 1981, se impuso en las ediciones de 1991, 1996, 2001 y 2017.
Con diez campeonatos y ocho subcampeonatos, Francia se convirtió en el nuevo campeón de la Copa Davis luego de la consagración argentina el 27 de noviembre de 2016 ante Croacia en Zagreb por 3 a 2.
Los franceses igualaron a los británicos en número de conquistas de la "Ensaladera de Plata", debajo de Australia (28) y Estados Unidos (32). En tanto, Bélgica quedó en las puertas del logro, una vez más, y acumuló el tercer subcampeonato, luego de las frustraciones en 1904 y 2015, ambas ante Gran Bretaña.

Cuando ganó Argentina.
Argentina, con Daniel Orsanic como capitán y un equipo integrado por Juan Martín del Potro, Federico Delbonis, Leonardo Mayer y Guido Pella, alzó la Copa Davis el 27 de noviembre de 2016 tras imponerse sobre Croacia por 3-2 en la final jugada en Zagreb y celebró por primera vez en los 116 años de vida del certamen, con una campaña brillante que incluyó cuatro victorias, todas en condición de visitante.
El equipo argentino superó a Polonia en Gdansk, a Italia en Pesaro, a Gran Bretaña en Glasgow y a Croacia en Zagreb, y en su formación histórica se agregan también a la consagración otros tres tenistas, Renzo Olivo, Carlos Berlocq y Juan Mónaco, quienes no estuvieron en la final pero participaron de las series preliminares.