Evangelista tuvo el debut soñado

El futbolista pampeano Fernando Evangelista se dio ayer el gusto más grande de su corta carrera deportiva. A los 20 años, el defensor nacido en Uriburu y radicado desde chico en Santa Rosa, debutó oficialmente nada menos que con la camiseta de Boca Juniors, en el partido que el Xeneize le ganó como visitante a Unión de Santa Fe por 2-1, por la cuarta fecha del torneo Inicial de AFA.
Criado en las inferiores del Deportivo Mac Allister, Evangelista llegó a Boca a los 14 años y tuvo que esperar varias temporadas para tener su primer día "grande" con la camiseta del club de La Rivera. Y ayer, pasadas las 16, tuvo su gran oportunidad, al comenzar como titular como marcador lateral izquierdo el encuentro jugado en el estadio santafesino, y se convirtió así en el primer pampeano "puro" en vestir esos colores luego del paso de Carlos Javier "Colo" Mac Allister.
Después pasaron por Boca varios apodados "Pampa", como Roberto Sosa (nacido en Rivera) o José María Calvo (de Quenumá), pero recién ayer la provincia tuvo a un representante genuino en uno de los equipos más grandes de Argentina.

La felicidad.
"La verdad es que estoy muy feliz", le dijo anoche Evangelista a LA CHUECA en un breve diálogo telefónico, una vez que el equipo arribó a Buenos Aires, y antes de ir a descansar porque hoy nuevamente tendrán que entrenar.
"En lo personal estoy muy contento, porque trabajé mucho para que llegara este momento y por fin se me dio. Realmente es un día que no voy a olvidar por el resto de mi vida", agregó el joven nacido el 21 de octubre de 1991 en Uriburu.
Además, el ex Mac Allister se refirió brevemente a lo que fue su rendimiento en el encuentro del debut, y aseguró que se quedó muy conforme. "Sí, quedé feliz, porque fue el primer partido y siempre cuesta. Estaba un poco nervioso antes de jugar, pero creo que las cosas salieron bien", cerró Evangelista, que hace unos meses firmó su primer contrato profesional, y quien hace apenas unas semanas había jugado por primera vez en la primera división, pero en un amistoso en Miami, con derrota 0-2 ante la selección de Honduras.

El partido.
La presentación de Evangelista fue sumamente satisfactoria, principalmente por lo hecho en la primera etapa, en la que mostró seguridad a la hora de defender por su sector, e inteligencia para pasar al ataque cada vez que su equipo lo necesitó.
Luego, en el complemento, tuvo algunos problemas, pero no pasó mayores sobresaltos, hasta que a los 27 minutos fue reemplazado por Cristian Alvarez, un juvenil nacido en Trenque Lauquen y que justamente también pasó por las inferiores de Mac Allister.
Más allá de la actuación del pampeano, Boca terminó ganando con justicia un partido que por momentos se le complicó, y que afrontó con mayoría de suplentes. Rolando Schiavi, a los 18m. del primer tiempo, y Nicolás Blandi, 42m. de la segunda etapa, marcaron los goles para el Xeneize; mientras que Nicolás Correa había empatado a los 14m. de la etapa final. El encuentro fue arbitrado por Pablo Lunati, quien expulsó a Pablo Bruna (en el primer tiempo) y Mauro Maidana (en el complemento) de Unión de Santa Fe.
Con este resultado, Boca suma 9 puntos y con un partido más jugado quedó como líder, y además logró su primer triunfo como visitante; mientras que Unión (sin unidades en la tabla) quedó en zona de descenso directo.
En general, el equipo de Julio César Falcioni tuvo que batallar bastante para quedarse con los tres puntos, ya que no aprovechó las buenas oportunidades que tuvo en el primer tiempo -tres seguras- para concretar y cerrar el marcador, en una etapa que lo tuvo como protagonista. Y luego en la segunda no tuvo la tranquilidad y precisión para ganar con amplitud.
Y así, Boca tuvo que "sufrir" para llegar a una victoria agónica pero merecida por lo hecho durante casi todo el partido, en tanto Unión estuvo a punto de lograr una hazaña tras finalizar el encuentro con nueve hombres.

Schiavi, el peluquero.
Cuando Boca salió a la cancha en Santa Fe, los que esperaban ver a Evangelista habrán dudado al observar que, con la camiseta número 35 que le correspondía al pampeano, jugaba un futbolista con la cabeza totalmente rapada. No era su look habitual, pero ese defensor era justamente Evangelista, quien la noche anterior había pasado por la "peluquería" del capitán Rolando Schiavi, el encargado de "bautizar" con corte de pelo a los debutantes. El que corrió la misma suerte que el pampeano fue el juvenil Leonardo Baima, aunque finalmente no ingresó desde el banco de suplentes.

El estreno familiar.
La presentación oficial de Fernando Evangelista con la camiseta de Boca Juniors fue seguida por muchos pampeanos que conocen desde pequeño al defensor, o a su familia, y que querían verlo el día de la llegada a primera. Uno de los que seguramente más se emocionó al verlo pisar el césped de la cancha de Unión de Santa Fe fue su padre, Luis Evangelista, ex secretario de Hacienda de la municipalidad de Santa Rosa.
“Sufrimos un poco, pero la verdad es que estamos muy contentos porque logró llegar a debutar después de un esfuerzo de tantos años”, dijo ayer el orgulloso papá. Y al intentar explicar los sentimientos de la familia, agregó: “Lo vivimos con mucha intensidad”.
Además, Luis se atrevió a hacer un análisis futbolístico de la presentación de Fernando, y se mostró feliz “porque quedó en claro que no desentona” en un equipo de primera. “Pero sé que puede dar mucho más, porque lo he visto jugar partidos mucho mejores”, concluyó papá Evangelista. Debut aprobado.

Barras heridos y detenidos por enfrentamiento.
Cuatro hinchas de Boca resultaron heridos de bala y otros tres fueron detenidos, tras enfrentarse ayer en el kilómetro 14 de la autopista Rosario-Santa Fe dos fracciones de la barra brava que responden a Mauro Martín y a Rafael Di Zeo, horas antes del partido frente a Unión, informaron fuentes policiales. Según confirmaron a Télam las fuentes, Mauro Martín no resultó herido durante la pelea y Di Zeo no estaba en el lugar de los enfrentamientos.
Los cuatro heridos, dos de ellos de mayor gravedad pero que están fuera de peligro, pertenecen al grupo violento que encabeza Martín, mientras que los tres detenidos responden al sector que lideraba Di Zeo, precisaron los investigadores. El presidente de Boca, Daniel Angelici, repudió los hechos y dijo que "es increíble estas cosas que tenemos que sufrir en el fútbol".
El cruce entre los dos bandos se produjo luego de que la policía hiciera regresar hacia Buenos Aires a unos diez colectivos con barras de Boca, ligados al sector que encabezaba Di Zeo, por no tener entradas. Los barras fueron demorados y se dispuso que regresaran hacia Buenos Aires, con custodia policial.
En horas del mediodía, los barras que responden a Di Zeo se cruzaron con los seguidores de Martín, en el kilómetro 14 de la autopista Brigadier López, sobre el puente de ingreso a la localidad de San Lorenzo. Según explicó el comisario mayor Aníbal Rodríguez, jefe de la policía de San Lorenzo, los hinchas que regresaban hacia Buenos Aires iniciaron la agresión al cruzarse con los del sector de Martín, ambos escoltados por las fuerzas de seguridad.
"Los ataques se produjeron entre personas que viajaban en automóviles, que acompañaban a los colectivos", detalló el comisario Rodríguez, y aclaró que "la gente de los colectivos no pudo bajar porque los llevábamos encapsulados", es decir, con custodia policial pegada a los vehículos.
"Hubo disparos, botellazos y piedrazos", precisó una fuente policial que participó del operativo, que describió la gresca como "una batalla campal" desde las banquinas de ambos lados de la autopista.
Luego de los incidentes, los hinchas que no contaban con las entradas correspondientes regresaron en los micros a la Capital Federal, escoltados por policías de la provincia de Santa Fe. En tanto, los seguidores de Mauro Martín continuaron su viaje hacia el estadio de Unión, donde asistieron al partido. (Télam)