Evangelista entre los "transferibles"

El defensor santarroseño Fernando Evangelista es uno de los futbolistas apuntados por el cuerpo técnico de Boca Juniors para ser cedido a otro club, según señaló ayer un cable de la agencia Télam.
El pampeano integra una lista de siete jugadores que deberían buscarse un nuevo destino, porque la idea de la dirigencia y también del cuerpo técnico es achicar el plantel, de cara a la la Superliga Argentina (torneo que lidera con 30 puntos), la Supercopa Argentina (jugará la final contra River), la Copa Libertadores (el gran objetivo) y la Copa Argentina (ya en el segundo semestre del año).
La llegada del marcador Emanuel Más al Xeneize, sumado a la presencia del colombiano Frank Fabra, relegarían al defensor pampeano aun más en la consideración del entrenador. Si bien el futbolista surgido de las divisiones inferiores se encuentra realizando la pretemporada en Los Cardales, y el domingo tendría chances de ser titular en el amistoso ante Godoy Cruz, su futuro estaría fuera del Xeneize, salvo que como ocurrió en el último semestre se quede a pelear por un lugar dentro de la consideración del cuerpo técnico.
El pampeano llegó a debutar en la Primera División de Boca en 2012, de la mano de Carlos Bianchi. Luego tuvo un paso a préstamo por Unión de Santa Fe, y luego fue cedido a Atlético Tucumán, con el que logró la continuidad que lo consolidó en la máxima categoría del fútbol argentino. A mediados de 2017 se le venció el préstamo con el conjunto tucumano, por lo que regresó a Boca, a pelear por un puesto.
Además del nombre de Evangelista, la lista de los que podrían dejar Boca en los próximos días se completa con algunos futbolistas de importancia como Juan Insaurralde, Santiago Vergini, Gino Peruzzi y Walter Bou, como así también juveniles como Nahuel Molina y Gonzalo Maroni.
Boca hasta el momento incorporó a Carlos Tevez, Ramón Ábila, Julio Buffarini y Emmanuel Más y solamente transfirió a Agustín Bouzat (Vélez).

¿En Mar del Plata?
Boca Juniors, campeón del torneo de fútbol de Primera División, y River Plate, ganador de la Copa Argentina, jugarían el 14 de marzo por el título de la Supercopa Argentina en Mar del Plata "por razones de seguridad", según infirmó Alex Ganly, Director de Eventos de la empresa Torneos.
"El (estadio José María) Minella (de Mar del Plata) está en carrera para el Boca-River, aún no confirmamos al (Mario Alberto) Kempes (de Córdoba) ni mucho menos", disparó Ganly.
"Está bien que el Kempes es más grande, aunque nosotros también tenemos que tener en cuenta muchos factores, como la seguridad, que nosotros ya tendremos aceitada aquí con el Superclásico del 21 (de enero)", agregó.
"Varios estadios y provincias tienen su oportunidad para esa final, pero también Mar del Plata, por supuesto, que Mar del Plata tiene chances", sentenció.
Esta será la segunda vez en la historia que Boca y River jueguen una final por un título. La primera se llevó a cabo en diciembre de 1976 en la cancha de Racing por el Campeonato Nacional de ese año. La ganó Boca por 1-0 con un gol del Rubén "Chapa" Suñé, de tiro libre.

"Wanchope".
El delantero de Boca Ramón "Wanchope" Abila reconoció que está "casi al cien por cien" desde el aspecto físico para poder estar a disposición del entrenador Guillermo Barros Schelotto.
"Uno lo ve desde afuera y se da cuenta de lo que es este club. Después cuando estas acá entendés lo que es un equipo como Boca. Ahora queda disfrutar y prepararse para jugar. Estoy casi al cien por ciento, indicó el delantero a la prensa.
El ex jugador de Huracán comentó que está "disfrutando" lo que sucede día a día en el plantel, pero aclaró que está "esperando que termine toda esta preparación para empezar a jugar".
En cuanto a la sociedad que pueden llegar a formar con Carlos Tevez, con quien tiene una estrecha relación, Abila explicó que ambos ven lo mismo: "no dormimos juntos, la mujer duerme con él y yo duermo con la mía, jaja. Estar con él es un sueño cumplido, ahora solo nos falta jugar juntos".

Gol de Schmidt ante Unión
El defensor santarroseño Damián Schmidt le dio la victoria al conjunto alternativo de San Martín de San Juan en el amistoso que el equipo cuyano disputó ayer ante Unión de Santa Fe en la ciudad de Mar del Plata. Por su parte, el mediocampista piquense Marcos Gelabert estuvo entre los once iniciales de San Martín ante el Tatengue en el primer amistoso, que terminó igualado sin goles. En este partido de 60 minutos, el entrenador Néstor Gorosito dispuso una formación conformada en su mayoría de titulares.