El sueño de Villagra quedó trunco

El "Coyote", que había arrancado la jornada a un segundo del líder en camiones, abandonó la competencia por un problema mecánico en la caja de cambios, durante la penúltima etapa del Rally.

El argentino Federico Villagra, del equipo Iveco, abandonó ayer la competencia de Rally Dakar en la categoría de camiones por un problema mecánico en la caja de cambios, durante la decimotercera y penúltima etapa de Córdoba, una de las más largas de la competencia, con 929 kilómetros.
"Venía muy bien, lo había pasado al Kamaz (NdR: del ruso Eduard Nikolaev, actual líder) y de golpe tuve un problema en la caja", detalló tras el abandono, cuando se encontraba momentáneamente como puntero.
"Se me quedó trabada. Paramos y no lo pudimos reparar. Fuimos a poca velocidad, porque había quedado en baja, y no lo pudimos arreglar. Había que hacer 200 kilómetros y no había posibilidad", explicó en una nota con Cadena 3.
Además, se desligó de la denuncia presentada por el equipo ruso Kamaz contra su camión Iveco, por la supuesta recarga de combustible en un lugar no permitido.
"Le iban a poner combustible porque estaban convencidos que podían. El de Kamaz dice que no se puede y ahí lo sacan. Muchas veces podés cargar en las asistencias; en este caso, no se podía. Yo paré donde estaban todos los camiones", concluyó Villagra.

Benavides da pelea.
En la categoría de motos, el nacional Kevin Benavides (Honda) concluyó segundo en la penúltima etapa, con un tiempo de 4 horas, 50 minutos y 36 segundos, detrás del austríaco Toby Price (4hs. 48m. 33s.), de KTM y actual tercero en la clasificación general.
Con el cierre de esta jornada, Benavides se coloca como segundo en la tabla, liderada por el austríaco Matthias Walkner (KTM) -ayer concluyó en el cuarto lugar-, a 22m. 31. seg. de diferencia luego de descontarle 9m. 29s.

Triunfo de González.
El cordobés Jeremías González Ferioli completó el tramo especial en 5h55m16s y aventajó por más de tres minutos al paraguayo Nelson Sanabria, consolidándose así en el tercer puesto del clasificador absoluto, a más de dos horas del chileno Ignacio Casale, quien domina la prueba desde el primer kilómetro.

Toyota arriba.
Toyota terminó con un 1-2-3 en la Etapa 13, que recorrió el tramo de San Juan a Córdoba, y el qatarí Nasser Al-Attiyah sumó su cuarto triunfo parcial, segundo en fila. El argentino Lucio Alvarez llegó como escolta en gran actuación, mientras que el sudafricano Giniel De Villiers completó el terceto. Bernhard Ten Brinke abandonó por rotura de motor y el español Carlos Sainz se encamina al triunfo.
Al-Attiyah en el kilómetro 19 estuvo 10 minutos parado y enredado con el quad de Hernán Paredes. Sin embargo, el qatarí pudo salir de la complicada situación, hizo una carrera excepcional a partir de ahí y sus competidores se fueron cayendo en el camino. Stéphane Peterhansel rompió la dirección de su Peugeot 3008 DKR Maxi y estuvo más de media hora parado para repararla. Si bien el francés continuó, no lo hizo de la manera óptima y finalmente llegó 14. Carlos Sainz, cuidadoso y sin arriesgar, culminó sexto y se perfila como el máximo candidato a quedarse con el título, ya que lidera la general con 47h46m30s, 46m18s por delante de Al-Attiyah. (Télam y NA)