El argentino Cavigliasso cantó victoria

Nicolás Cavigliasso se impuso en cuatriciclos empleando un tiempo de 4 horas 12 minutos 37 segundos para cubrir los 266 kilómetros cronometrados que tuvo el especial de ayer, último que se corrió íntegramente por caminos peruanos, ya que mañana la prueba llegará a Bolivia.
El competidor de Córdoba superó al líder de la clasificación general en cuatriciclos, el chileno Ignacio Casale, por 1m23s, y con esta labor llegó al cuarto lugar en el acumulado.
La categoría la domina Casale con un tiempo total de 17h14m52s, seguido por el peruano Alexis Hernández a 40m13s, y luego se encolumnan los argentinos Pablo Copeti a 58m37s, Cavigliasso a 1h09m26s, Gustavo Gallego a 1h13m35s y Jeremías González Ferioli a 1h15m34s.
En camiones, el cordobés Villagra no pudo aprovechar una demora del líder Eduard Nikolaev, quien había tenido problemas en el inicio del especial, pero se rehízo y se quedó con otra etapa en su poder. Así, el ruso de Kamaz sigue en la cima con un tiempo acumulado de 15h59m39s, seguido por Villagra a 58m05s, y muy por detrás aparece el bielorruso Shiarhei Viazovich (Maz), quien completa el podio 2h28m34s de la punta.
Entre los autos se destacó ayer lo realizado por el mendocino Orlando terranova (Mini), quien se recuperó tras dos jornada muy complicadas en las que perdió mucho tiempo y cayó en las posiciones, para redondear una positiva quinta jornada, en la que se quedó con el sexto puesto, que le permitió acceder al 12do lugar en la general y mirar con optimismo lo que se viene.
La etapa fue dominada por el francés Stephane Peterhansel (Peugeot), quien además comanda en la general con un tiempo neto de 13h27m26s, seguido por su compañero de equipo el español Carlos Sainz a 31m16s, y completa el podio el holandés Bernhard Ten Brinke (Toyota) a 1h15m16s. Mientras que el múltiple campeón de rally Sebastien Loeb tuvo que abandonar.
Los argentinos que se destacan en autos además de Terranova, quien está a 4h03m41s del líder, son Lucio Alvarez (Toyota) 16to a 5h04m17s, Sebastián Helpern (Toyota) 18vo a 5h29s05m y Alejandro Yacopini (Toyota) a 6h04m20s.

Benavides.
El que obtuvo un buen rendimiento con su moto fue el salteño Kevin Benavides, quien con su Honda logró un andar parejo para quedarse con el tercer puesto de la etapa y así volver a la segunda colocación en la clasificación general, detrás del francés Adrien Van Beveren (Yamaha), quien domina la prueba con un tiempo total de 14h37m40s.
Benavides se ubica como escolta a tan solo un minuto de la punta, mientras que el austríaco Matthias Walkner (KTM) está tercero a 1m14s, en una categoría que tuvo como ganador de la etapa al español Joan Barreda Bort (Honda), quien se recuperó de un par de jornadas accidentadas y se ubica cuarto en la general a 7m33s de la punta.
Luciano Banavides (KTM), hermano de Kevin, es el segundo mejor argentino y ocupa la 16ta colocación a 53m31s del líder, en tanto 25to aparece Diego Duplessis (Honda) a 1h21m59s, y más retrasado, en el 38vo lugar, está Franco Caimi (Yamaha) a 2h52m21s.
Los Utilitarios Todo Terreno (UTV) son dominados ahora por el brasilero Reynaldo Verala, con un tiempo neto de 21h56m55s, seguido por el peruano Juan Carlos Uribe Ramos a 3m08s y el también de Perú Anibal Aliaga a 2h20m44s.

Para hoy.
Hoy, la prueba arribará a tierras bolivianas. Las máquinas luego de partir de Arequipa y, tras recorrer 313 kilómetros de especial y otros 447 de enlace, finalizarán en La Paz.
El Dakar llega a Bolivia donde le aguarda un escenario de protestas al presidente Evo Morales, fuerte impulsor de la competencia, a causa de una reforma del Código penal.
Centenares de camiones, quads, automóviles y motocicletas y sus asistentes de más de 50 nacionalidades, llegarán hoy a Bolivia. (Télam-NA)

Abandono de Loeb
El francés Sebastien Loeb se quedó afuera del Rally Dakar 2018 por quedar atrapado en una zanja con su Peugeot, y aunque logró salir de esa posición tras perder varios minutos, los golpes que sufrió su navegante, Daniel Elena, lo obligaron a dejar la competencia mientras se disputaba ayer la quinta etapa. Las dunas peruanas le jugaron una mala pasada al múltiple campeón de WRC, porque no fue preciso en la navegación y en el afán por acercarse a la punta de la carrera que comanda su compatriota Stephan Peterhansel, no detectó la profundidad de una hondonada que no pudo superar y además de golpear fuerte su auto.