El Albo lo dio vuelta y festejó

Racing Club derrotó ayer por 3 a 1 a Alvear FBC, en la primera fecha de la Zona "C" del Torneo Provincial "25 años del Pro Vida", en el estadio La Fortaleza Alba de Eduardo Castex. Los castenses dieron vuelta el resultado adverso, y se quedaron con un importante triunfo.
El delantero Juan Leguizamón puso en ventaja a los alvearenses, y después Gastón Palma, Lucas Arturia y Esteban Gutiérrez marcaron para los castenses. El árbitro Emilio Rigal expulsó, en el inicio del complemento, al entrenador racinguista Luis Olivera por la demora en el ingreso del equipo local.
Los albos se sacaron la espina y derrotaron en su cancha a Alver FBC por torneos interligas. El partido tuvo pasajes interesantes y dinámicos, pero también algunos baches en otros tramos del partido. Y los cuatro goles salvaron el espectáculo para el buen número de público que asistió al estadio La Fortaleza Alba.
En el local se destacaron el central Lucas Arturia, Facundo Montero aportó movilidad y Gustavo Palma mostró destacadas características futbolísticas, porque el sobrino del recordado Omar Arnaldo "Negro" Palma tiene una pegada extraordinaria, buena visión futbolística y aporta claridad en ofensiva. Mientras que los alvearenses funcionaron mejor colectivamente, con un rendimiento parejo, pero sin actuaciones salientes porque fueron bien marcados por los locales.
En los primeros minutos y mientras aún "se estudiaban", los visitantes se pusieron en ventaja porque aprovecharon una increíbles ventaja defensiva alba. Un corner de Emanuel Morete fue rechazado, el "Zorrito" envió nuevamente el centro y Leguizamón solitario conectó un cabezazo en el área chica, para derrotar al arquero Del Moro y establecer el 1 a 0.
La alegría Azul duró muy poco. A los 21 minutos, Brian Montero inició la jugada por la derecha, descargó para Palma, el rosarino tiró una pared con Daniel Eizaga y sacó un fuerte remate desde 25 metros que se metió a media altura en el palo izquierdo del arquero Lucas Santucho, que nada pudo hacer para impedir el grito albo.
En los últimos minutos hubo dos jugadas para desequilibrar, una para cada equipo. La primera fue una pelota que perdió Palma en el mediocampo, permitiendo un contragolpe de Mario Caceres que no se animó a meterse en el área, y probó con un remate desde afuera que salió desviado. Y la otra fue un tiro de media distancia de Palma que alcanzó a desviar Santucho cuando parecía que se metía en el ángulo superior derecho.

Victoria racinguista.
En el complemento, los visitantes rápidamente pudieron sacar nuevamente ventajas, pero el arquero Del Moro realizó una doble tapada, que resultó clave para el desarrollo del partido. Inicialmente se quedó con un "mano a mano" con Brian Caser, y después la capturó Morete, el alvearense amagó, se acomodó y sacó un rebote que se desvió en un defensor, y cuando estaba jugado Del Moro, alcanzó a contener el balón con sus piernas.
Los albos seguían teniendo la pegada de Palma como principal arma ofensiva, porque Claro prácticamente no apareció, y cuando lo reemplazó Gutierrez ahí los locales lograron mayor movilidad y juego. Un tiro libre del rosarino Palma pasó muy cerca del palo derecho de Santucho.
A los 31 minutos Racing Club se puso en ventaja. Un tiro libre que hizo rápido Palma para Pereyra, y este se la cedió a Arturia que venía ingresando por el centro, y el defensor sacó un remate que se desvió en un defensor y se metió en el palo derecho de Santucho.
A partir de ese momento, los albos manejaron mejor los tiempos, y se replegaron para salir en contragolpes para intentar defenir el partido.
El equipo azul no hizo demasiado para llegar al empate, porque Morete no apareció, los hermanos Caser fueron bien controlados y Cáceres y Leguizamón ya no estaban en la cancha.
A los 40 minutos llegó la definición racinguista. La bajó Eizaga para Gutiérrez, el ex General Belgrano la trasladó y descargó para "Cacu" Montero por la derecha y fue a buscar el centro en el segundo palo, y tuvo la fortuna que el balón cruzó toda el área y solamente la tuvo que empujar para colocar el 3 a 1 definitivo.