Capaldo en la Sub 23: "En lo personal cerré un buen año"

El mediocampista pampeano Nicolás Capaldo, de Boca Juniors, destacó ayer la temporada que tuvo en su club y se entusiasmó con llegar lejos con el seleccionado Sub 23 que en enero disputará el Torneo Preolímpico en Colombia.
En el entrenamiento de ayer de los dirigidos por Fernando Batista en el predio que la AFA posee en Ezeiza, el joven santarroseño atendió a la prensa y habló de su temporada en el Xeneize y de lo que se viene con el equipo nacional.
"Fue mi primer año completo en Primera y me tocó jugar muchos partidos", destacó el joven surgido del Deportivo Mac Allister al referirse a su 2019 en Boca. Y agregó: "No terminó como lo esperábamos (quedaron afuera de la Copa Libertadores al perder la semifinal ante River), pero en lo personal cerré un buen año".
En ese contexto, y tras la salida del entrenador Gustavo Alfaro, Capaldo fue consultado acerca de quien se asoma como su sucesor, Miguel Angel Russo, que sería confirmado en las próximas horas. "Es difícil dar una opinión porque no lo conozco (como DT), tengo poca experiencia en Primera con técnicos", señaló el pampeano, quien se animó a manifestar que "las cosas estaban bien" en el club, aunque aclaró que "si se necesita un cambio" estará para aportar lo suyo como siempre.
Además, Capaldo se refirió a Juan Román Riquelme, el flamante vicepresidente segundo de Boca, y se ilusionó de cara a lo que será su primer encuentro con un referente. "Es un ídolo en el club; todavía no tuve una conversación, pero seguramente la voy a tener y va a ser muy lindo porque es un ídolo", dijo con respecto a Román.
Por otra parte, Capaldo aclaró que desde el Xeneize no le pusieron trabas de cara a su presentación en la Selección Sub 23 para estar en el Preolímpico, como sí lo hicieron en otros clubes porque el torneo se jugará en pleno reinicio de la Superliga. "Cada uno tiene su tema con el club; en cuanto a lo mío por suerte estoy acá; no me dijeron nada y estoy tranquilo. Me dieron el visto bueno y voy a tratar de disfrutarlo si me toca jugar o desde el banco", comentó.
Ya en 'modo Selección', el juvenil dijo que Batista lo utilizará "como en los amistosos, de doble 5 y como el volante que más se suelta", y se ilusionó con lo que puedan hacer en el certamen colombiano, en el que se estrenarán nada menos que ante el local. "Es lindo debutar contra Colombia para ver a qué altura estamos. A mitad de año jugamos un amistoso con ellos y lo hicimos de buena manera. Tenemos un lindo grupo para afrontar esta competencia y estamos con todas las ganas de clasificar", cerró.
El Preolímpico Sudamericano, clasificatorio para los Juegos Olímpicos Tokio 2020, se desarrollará en las ciudades colombianas de Armenia, Bucaramanga y Pereira, entre el 18 de enero y 9 de febrero. Argentina integrará el grupo A junto a Colombia, Chile, Ecuador y Venezuela.

Con Mac Allister.
En cuanto a la práctica de la Selección Sub 23 desarrollada ayer, lo más destacado es que los futbolistas de San Lorenzo, Adolfo Gaich y Andrés Herrera, se presentaron a entrenar a pesar de que la posición del club de Boedo era no cederlos.
Por otra parte, Nehuén Pérez arribó un poco más tarde y por eso no realizó la práctica de fútbol, mientras que los grandes ausentes fueron Lautaro Valenti, de Lanús, y Matías Zaracho, de Racing, que se encuentran de vacaciones y que aún no se sabe si serán cedidos por sus respectivos clubes.
De todas maneras, el Bocha Batista aguardará para poder contar con todos los jugadores que incluyó en la nómina entregada el fin de semana pasado.
Mientras tanto, el entrenador del conjunto juvenil argentino paró un equipo que incluyó a los dos futbolistas santarroseños convocados, Capaldo y su compañero en Boca, Alexis Mac Allister.
Los once de la práctica fueron Facundo Cambeses; Andrés Herrera, Maximiliano Centurión, Facundo Medina y Claudio Bravo; Nicolás Capaldo, Fausto Vera y Alexis Mac Allister; Julián Alvarez, Alfredo Gaich y Agustín Urzi.

¿Prioridad para PSG?
Mientras Nicolás Capaldo se entrena con la Selección Sub 23 de cara al Preolímpico de Colombia, trascendió que unos de los principios de solución al "robo hacker" que sufrió Boca sería que el Paris Saint Germain abonara esos 500 mil euros faltantes por el pase de Leandro Paredes, con la condición de quedarse con una prioridad para una futura venta del mediocampista pampeano.
Según la denuncia presentada ante la Justicia por la nueva dirigencia de Boca, cuando el Zenit de San Petesburgo vendió a Leandro Paredes -surgido en Boca Juniors- al París Saint Germain, los 500 mil euros de una de las cuotas que le correspondían al Xeneize por lso derechos de formación, desaparecieron tras una maniobra informática.
En ese contexto, y mientras la Justicia avanza, las dirigencias de ambos clubes ya le habrían encontrado una solución transitoria al conflicto: el PSG pondría ese dinero y se quedaría con una prioridad para una futura compra de Capaldo, que es seguido de cerca por el club parisino.