Boca ganó y sigue firme en la punta

El líder Boca Juniors derrotó ayer a Temperley 1 a 0, por la 15ta. fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF), y se mantiene firme en la punta del certamen. El colombiano Frank Fabra (14m.ST) marcó el único gol del encuentro jugado en el estadio Alberto J. Armando y arbitrado por Ariel Penel.
La primera media hora de juego fue muy mala, por responsabilidad casi exclusiva del puntero del campeonato y no por Temperley, que con poco tuvo la pelota en el medio y más allá de no tener profundidad le 'peleó' el partido al rival.
Boca estuvo desconocido, con Edwin Cardona perdido y Carlos Tevez desconectado. Solamente Wilmar Barrios y Nahitán Nandez intentaron generar algo de fútbol.
Recién sobre el final llegaron las situaciones de gol: Boca llegó con un centro de Cristian Pavón que conectó Walter Bou apenas desviado, un pelotazo de Leonardo Jara a Pavón que perdió ante Josué Ayala abajo y un gol bien anulado por el asistente Sergio Viola a Nandez por posición adelantada de Bou.
Temperley había respondido con un remate de Ramiro Costa que desvió Agustín Rossi con esfuerzo al tiro de esquina y con una buena habilitación de Leonardo Di Lorenzo a Costa, cuyo remate fue interceptado por Paolo Goltz.
El complemento tenía las mismas características que la primera mitad, con un Boca sin ideas y con Temperley bien parado en la mitad de la cancha.
Pero a los 14m. Fabra envió un centro desde la izquierda y la pelota se le metió por el segundo palo de Ayala.
Allí Boca encontró más espacios y lo tuvieron Pavón -observado por Jorge Sampaoli y Sebastián Beccacece- pero de flojo partido, con un remate apenas desviado y Ramón Ábila -en su debut oficial- con un disparo que se estrelló en el palo izquierdo del arco de Ayala.
A los 36m. Tevez chocó con Ignacio Boggino y Penel cobró un existente penal, pero Ayala hizo justicia al rechazar junto a su palo derecho el disparo de Tevez.
Temperley buscó al final y Fabra -que rindió en la dos áreas- tapó justo un tardío remate del ingresado Ezequiel Montagna. Boca se llevó un trabajado triunfo, que lo mantiene firme en la punta del campeonato. Temperley continúa en zona de descenso.

Perdió River.
Lanús profundizó anoche el mal presente de River Plate y lo derrotó por 1-0, en el cotejo que cerró el segmento dominical de la Superliga. El conjunto 'granate', que llevaba ocho partidos sin victorias (tres empates, cinco derrotas), se impuso con una conquista del uruguayo Alejandro Silva, a los 31 minutos de la primera etapa.
De esta manera, el elenco que dirige Marcelo Gallardo acumuló su quinta caída en hilera en condición de visitante y quedó a 19 unidades de su tradicional adversario, Boca Juniors, el cómodo líder de la clasificación.
El primer cuarto de hora del partido jugado ayer en el sur bonaerense resultó el único segmento en el cual los 'millonarios' mostraron concepto, idea e intención de vulnerar al adversario.
Con Leonardo Ponzio como patrón en la zona central y las proyecciones del uruguayo Marcelo Saracchi, el equipo de Núñez empezó a prevalecer. Inclusive, a los 7 minutos, el visitante dispuso de una situación nítida, con una definición errónea de Ignacio Scocco, quien perdió un gol increíble.
Pero, de a poco, Lanús se ordenó en la mitad de la cancha, con las recuperaciones de Román Martínez e Iván Marcone, dos de los mejores del elenco del DT Ezequiel Carboni.
River comenzó a complicarse en el retroceso y le permitió así a Lautaro Acosta convertirse en pistón que complicó al juvenil Gonzalo Montiel.
Así llegó el gol 'granate', a los 31m., cuando el delantero ensayó un disparo cruzado y potente, el arquero Franco Armani dio rebote y el uruguayo Silva apareció para conectar a la red.
Gallardo intentó 'mover la estantería' apenas iniciado el complemento: mandó a la cancha al colombiano Juan Fernando Quintero y al uruguayo Rodrigo Mora.
Pero el desconcierto de River fue más pronunciado. No tuvo precisión en el traslado, mostró deficiencias en la cobertura defensiva y casi que se expuso a una segunda conquista del local.
Por el contrario, Lanús empezó a sentirse más seguro y cómodo en la cancha, con un Gastón Lodico (ingresó por Fernando Barrientos) que mostró atrevimiento y frescura para ser alternativa de pase, siempre.
Inclusive si 'Laucha' Acosta hubiese gozado de una noche eficaz, tal vez, la diferencia hubiera sido más amplia, al margen de que el guardavallas Armani exhibió cierta solvencia cuando fue requerido.
Por el lado 'millonario' las únicas chances más o menos concretas llegaron de parte de Mora, quien metió un cabezazo (17m.) y un disparo bajo (48m.) como para ilusionarse con la igualdad. En ambas ocasiones resolvió bien el arquero Esteban Andrada.

Talleres escolta.
Talleres de Córdoba debió sufrir y trabajar más de la cuenta para vencer ayer por 1-0 a Banfield en el partido disputó en el estadio "Mario Alberto Kempes", por la decimoquinta fecha de la Superliga. El único gol del encuentro lo marcó el lateral uruguayo Lucas Olaza, a los 24 minutos del primer tiempo, de tiro penal.
Con este triunfo, la "T" suma 30 puntos y queda como único escolta del líder Boca, superando a San Lorenzo, que postergó su partido ante Independiente para el 4 de abril.

El Tomba sube.
Gracias al oportunismo de su delantero Santiago "Morro" García para capitalizar un error rival en el área chica, Godoy Cruz de Mendoza se impuso ayer por 2 a 1 a Belgrano de Córdoba como local, para meterse en zona de clasificación a la Copa Libertadores 2019.
En la continuidad de la decimoquinta fecha de la Superliga, el Tomba se adelantó en el amanecer del encuentro por un cabezazo de Juan Garro, pero Belgrano reaccionó rápidamente con otro testazo de Cristian Lema, a los 13 minutos de la primera mitad.
Y cuando el partido parecía condenado a la igualdad, Lema cometió un infantil error dentro del área chica y García no perdonó, para darle tres puntos fundamentales a Godoy Cruz.