All Boys comenzó con el pie derecho

All Boys superó a Belgrano por 1-0 en el clásico de la capital pampeana en un discreto partido disputado ayer en el estadio "Ramón Turnes". El único gol lo convirtió el mediocampista Juan Pablo Saffeni en el primer tiempo. El Tricolor terminó con diez jugadores por la expulsión del volante Kevin Bornes. De esta manera se completó la primera fecha del torneo Provincial de fútbol que comenzó el domingo con el triunfo de Estudiantil a Racing en el clásico castense.
En una tarde agradable y con un buen marco de público para ser martes, el equipo dirigido por Miguel Arancio, debutante en el certamen, tuvo la iniciativa y fue más que Belgrano, que jugó con mayoría de juveniles salvo el arquero José Urigüen, y los mediocampistas Luis Guiñazú y Maximiliano Cantoni. Sin embargo debe mejorar en la definición para no sufrir hasta el final.
En tanto, en la visita es para destacar el buen trabajo, por momentos, del lateral derecho Matías Sosa y del delantero Brian Cornejo. Fue un digno papel del conjunto dirigido por Oscar Bornes ya que, a pesar de ser superado, nunca bajó los brazos y siguió intentando aunque con más ganas que ideas.

En ventaja.
En la primera etapa, All Boys manejó el ritmo y contó con las situaciones más claras para abrir el marcador pero se quedó corto y se fue al descanso con un gol de diferencia por la impericia de los delanteros y algunas atajadas de Urigüen. Lo contrario fue el visitante que estuvo inconexo y solo avanzó mediante jugadas de pelota detenida o por arrestos individuales, por lo que el arquero Luciano Roo -volvió tras su paso por Penales- fue un espectador de lujo.
Ya de entrada, el local estuvo cerca de ponerse en ventaja pero el arquero de Belgrano contuvo los débiles remates de Saffeni, Gutiérrez y Baldissoni (junto a Sergio Guerra, el futbolista de más flojo desempeño). De tanto ir, a los 22 minutos llegó el gol de la apertura. El defensor Bruno Schaab le robó la pelota al volante Renzo Romero y habilitó a Baldissoni. En vez de ser egoísta, el delantero asistió a Saffeni que eludió al guardameta y la empujó para decretar el 1-0.
El Tricolor se dedicó más a protestar que a intentar jugar. Es que se vieron perjudicados por el árbitro José Chicote que cobraba todas las divididas para el local. En la única situación de peligro estuvo cerca de llegar al empate. A cinco minutos del final cuando el delantero Diego Carabal le dio un pase a Sosa que, solo y dentro del área, remató cruzado y la pelota se fue cerca del palo derecho de Roo.

Lo aguantó.
En el segundo tiempo se notó bastante el desgaste físico de los jugadores por eso el partido decayó. Ya de entrada, Bornes dispuso el ingreso de Juan Cruz Ayende por Carabajal, solo fue cambio de piezas que no salió bien. Además, con la expulsión de Kevin Bornes fue más difícil aproximarse al arco rival. En el último cuarto de hora entraron Jonathan Orozco y Maximiliano Ponce por Renzo Romero y Brian Cornejo, respectivamente, pero tuvieron poco contacto con el balón.
Al no poder entrar por abajo y al no ser precisos en los centros, algunos se animaron a patear de lejos al ver adelantado a Roo. A los 4 minutos probó Sosa y la pelota se fue besando el palo derecho ante la desesperación del portero. Más tarde fue Guiñazú pero esta vez el uno sacó al tiro de esquina.
Por su parte, el local se tranquilizó con la ventaja, se dedicó a hacer correr la pelota y jugar de contra pero estuvo impreciso en los últimos metros. Principalmente porque se apuraron demasiado y erraron a la hora de decidir la jugada.
All Boys pudo liquidarlo en varias ocasiones. Primero fue Masson que pateó por arriba del travesaño. Luego fue el turno de Saffeni que la tiró afuera porque la pelota le picó mal, y por último otra vez Masson que no llegó a cabecear bien tras un centro de Luciano Andrada.
En definitiva, el local se quedó con una merecida victoria pero debe trabajar más y mejorar si quiere pelear el torneo. Ahora vienen Estudiantil y Racing de Castex, dos rivales con mayor jerarquía que este equipo plagado de juveniles de Belgrano.

Los refuerzos, bien
Cuatro de los refuerzos que llegaron a All Boys, fueron titulares en el triunfo ante Belgrano por la primera fecha del Torneo Provincial de fútbol. El arquero Luciano Roo, prácticamente no tuvo trabajo pero en varias oportunidades se adelantó más de lo debido y estuvieron a punto de meterle un gol desde lejos.
El defensor Darío Seip tuvo un buen desempeño, lidió con la velocidad de los juveniles del Tricolor y respondió muy bien. Otro de los cumplió fue el volante Matías Cuello. El jugador proveniente de Racing de Córdoba, fue amonestado, se la bancó solo en la mitad de la cancha. En el segundo tiempo reprochó más colaboración porque se veía desbordado.
En tanto, el delantero Esteban Masson también realizó un buen trabajo. Se sacrificó por el equipo y contó con cuatro situaciones de gol, aunque debe mejorar en la definición.
Por último, los mellizos Tenka y Antú Hernández, provenientes del Deportivo Mac Allister, vieron el encuentro desde la platea. En todo momento alentaron a sus compañeros.