Un pampeano, en homenaje al fundador de "Pink Floyd"

El santarroseño Miguel Piermarini participó como músico y productor del trabajo discográfico "Tributo Argentino a Syd Barret" que contiene 21 temas interpretados por 21 bandas y solistas diferentes. Fue una labor que llevó casi ocho años. 

Entre el año 2010 y el 2017, el pampeano Miguel Piermarini integró el equipo de grabación y producción de un disco homenaje a uno de los creadores de la mítica banda inglesa Pink Floyd. El trabajo terminó de editarse el año pasado y como nombre lleva "Tributo Argentino a Syd Barrett". Contiene 21 temas, interpretados por 21 bandas y solistas distintos que se prendieron en este proyecto nacido de un par de fanáticos de la etapa inicial de una de las bandas representativas de la música psicodélica, devenida luego en rock progresivo.
Miguel es de Santa Rosa y tiene 35 años. Cuando cumplió 18 se fue a estudiar a Buenos Aires, a la Universidad de Quilmes, la carrera de Composición con Medios Electroacústicos. Se recibió en el 2008 y actualmente toca la guitarra y canta en la banda Los Acidos junto a otro pampeano, Santiago Rodríguez Vega. Además participa como productor de grupos y discos, como fue el caso del CD de Barrett.
"En este disco participamos con la banda, pero es un proyecto que tuvimos con un pibe con el que trabajamos en un estudio de grabación. Grabamos a 21 bandas, de amigos, de conocidos, gente que conocimos en otros recitales, en el estudio de grabación", contó el músico en entrevista con LA ARENA. "En la casa donde estaba montado el estudio hacíamos recitales también, más o menos en el 2010 porque había pocos lugares para tocar, entonces los conocíamos de ahí también, no se hizo una convocatoria abierta".

Largo trabajo
El tributo a Barrett comenzó a grabarse en el 2010 en el estudio Pro Noise de Buenos Aires. "Hicimos un par de grabaciones más durante ese año y al año siguiente. Después hubo una pausa y en el 2013 y 2014 hicimos la mayoría de las otras grabaciones. Hubo otra pausa, porque por momentos no podíamos atender ese tema ya que era una cosa que estábamos haciendo por gusto completamente. Empezaron a llegar grabaciones de otras bandas que también se incluyeron". Finalmente el año pasado se terminó de editar, aunque todavía no está en estado físico, pero sí se puede encontrar en la plataforma de video YouTube y en la de música digital Bandcamp.
"La última parte del camino fue bastante ardua, poner todas las canciones juntas, pensar el orden, la masterización para que todas las pistas suenen de manera homogénea, el arte de tapa, armar el sitio donde lo fuimos mostrando...".

Por gusto
Syd Barrett fue miembro fundador de Pink Floyd en los 60. Le puso el nombre a la banda y compuso y tocó en el primer disco del grupo, cuando imprimieron un estilo psicodélico que luego giró para el lado del rock progresivo.
"El disco surgió del fanatismo, nos gustaba mucho a todos los que estábamos en esa casa donde estaba el estudio. Nos gustaba de Pink Floyd más que nada la etapa de Barrett, que es raro porque estuvo muy poco tiempo. Estuvo en el primer disco del 67 y ya en el segundo participa como compositor en una canción y como músico en algunas más", explicó Miguel. "Ya después lo separaron de la banda porque tenía unos problemas de esquizofrenia bastante severos y hay una cuestión que es que Floyd es conocido más que nada por la etapa posterior a Barret. Mucha gente conoce a Roger Waters, David Gilmour, conoce los discos The Wall, Dark side of the moon... pero quedó bastante escondida la figura de Barret, que fue un poco el que puso la semilla del sonido que tienen. Es la parte de Pink Floyd que a nosotros nos conmueve más, esa psicodelia más cancional y con una chispa más fresca", detalló. "Después se fueron por ese camino más progresivo, más apocalíptico también; todo muy sombrío, mucho virtuosismo. Lo posterior a Barret me suena a viejo, en cambio Barret tiene una cualidad que está siempre actual", opinó Piermarini.
El músico confesó que el trabajo también se hizo "como para hacerle un poco de justicia (a Barrett). Le puso el nombre a la banda, fundó el sonido de ellos y es muy poco conocido. Muy poca gente sabe que Pink Floyd lo empezó Barret y que fue él el que sembró ese sonido y esa sonoridad".

Variedad
"Tributo Argentino a Syd Barrett" está integrado por bandas y músicos de una amplia variedad de estilos. Hay versiones de músicos como Pablo Krantz, del ambiente folk, quien realizó para este álbum una versión en francés; hay bandas del rock nacional como Bodas Químicas, dúos y agrupaciones que se formaron solamente para ser parte de este CD, y otras que eligieron traducir las letras al español.
La idea de los gestores es poder presentar en vivo este material, aunque se torna un trabajo complicado por tratarse de 21 agrupaciones diferentes. La idea también, es que alguien se proponga para producir la o las fechas. Por ahora, los curiosos podrán escuchar el material en las plataformas digitales.