"El Negro" Roldán volvió a Santa Rosa luego de 4 años

El músico pampeano Juan Ramón Roldán está afincado en Barcelona. Este viernes ofrecerá un concierto junto a hermanos y amigos en el patio del Club Español. "El Negro" dialogó con LA ARENA y recorrió su vida y su carrera.
El músico y autor pampeano Juan Ramón "El Negro" Roldán regresó a la ciudad luego de cuatro años desde su última visita, en la que ofreció un concierto en el Teatro Español acompañado de hermanos y amigos músicos. El guitarrero vivió en Roma desde 1979 hasta 1997, y actualmente reside en Barcelona.
En esta oportunidad, el artista se presentará el viernes a las 20.30 en el patio del Club Español -Hilario Lagos 237-, donde tocará junto a dos de sus hermanos y al director del Coro de la Asociación Hispano Argentina, Alberto Carpio, y su hijo Ezequiel.
Además, durante el encuentro se servirán platos típicos de España como tapas, paella y tortillas, hechos por la mujer de Roldán.
"Vine a ver la familia y después sigo viaje para Córdoba y Jesús María. Hacía mucho que no cruzaba el charco, estoy muy contento de verlos a todos", comentó "El Negro" en entrevista con LA ARENA.

Referente en Barcelona.
Roldán hace música desde chico junto a sus hermanos, y al día de hoy ya no recuerda de cuántos grupos formó parte. En sus presentaciones recorre algo del cancionero pampeano, milongas, zambas, chacareras y tangos. "Yo me fui en el 79 cuando recién estaba floreciendo el cancionero, estuve en Roma viviendo 18 años y después volví a nutrirme un poco de la música pampeana", expresó. "La gente de los coros me ha tomado como referencia en Barcelona, entonces yo siempre los llevo a tocar a la Sagrada Familia, los conecto con otros coros, Carpio ha ido con una gira por los Pirineos Franceses, y allá también tenía un grupo grande donde cantaba Beto Bíscaro y después ya quedó un dúo, el Dúo Los Juan Ramones".
Con 78 años y un largo camino recorrido, Roldán vive en Barcelona donde forma parte de un cuarteto de tango con el que, entre otras presentaciones, de vez en cuando tocan en Alemania. "Los alemanes son terriblemente tangueros, y cuando vamos van todos a bailar y a escuchar", contó.

La milonga.
Juan Ramón cuenta que en un principio no quería cantar milongas. Sentía que eso no era para él. "Yo decía que la milonga tenía que cantarla los pampeanos, los milongueros, los paisanos, yo pensaba 'yo no tengo el corazón para cantar eso'. Después cuando me fui me di cuenta cuántas cosas me había perdido y me puse a cantar milongas. Siempre estoy cantando milongas y eso es lo que me trae siempre a mi tierra", aseguró. "Cuando me hacían entrevistas me preguntaban '¿usted extraña su tierra?', y yo decía 'no, si yo quiero ver mi tierra me meto en la guitarra y estoy ahí'. Eso es lo que me salvó muchas veces, la guitarra es mi compañera, mi amiga. Me estabiliza", confió.

Los inicios.
"El Negro" Roldán nació en Anguil hace 78 años. Su padre trabajaba en Buenos Aires y él vivía junto a sus ocho hermanos y su madre. Luego, cuando en el 52 comenzó la construcción de la Escuela Hogar en Santa Rosa, a su padre le dieron trabajo allí y todos se mudaron a esta ciudad. De los nueve hermanos, hoy viven tres, todos músicos. "La música vino de mis tíos, después me enteré que mi padre sabía tocar la guitarra; me enteré cuando mi padre era viejo, me compré una guitarra y me dijo 'trae para acá' y me la afinó él", recordó el músico.
"Cuando una familia es grande, y nosotros vivíamos fuera del pueblo, nos entreteníamos cantando. Después en la escuela te enseñaban música folclórica, toda la música de Chazarreta y de Yupanqui, y ahí empezamos. Hacíamos dúos, tríos, y después cuando vinimos a Santa Rosa le pedimos a nuestro padre que nos dejara estudiar en el colegio Domingo Savio, y ahí yo aprendí música, estuve en la banda y ahí empezó todo. Al día de hoy ya no sé cuantos grupos hice".

Un agradecido.
Juan Ramón tuvo que irse en 1979 como consecuencia del momento político que se vivía. Se fue a Buenos Aires, y de ahí a Roma. "Me dijeron tenés que irte y me fui. No me gusta hablar de eso. Yo agradezco a mi padre que se vino a Santa Rosa, agradezco que me hice músico, agradezco porque de todo eso hay un gran porcentaje positivo. Soy agradecido de la vida", aseguró.
El pampeano había formado una familia en La Pampa. Tuvo mujer y tres hijos, y luego se divorció. Tiene tres hijos, el varón vive en Barcelona y lleva adelante un restaurante. Las dos mujeres viven en Santa Rosa y la menor de ellas lo hizo abuelo tres veces. La mayor de las nietas cumple mañana 15 años y tendrá la suerte de poder abrazar a su abuelo en un día tan especial.
Actualmente, el "Negro" viaja con su compañera. "Cuando llegué a Roma trabajé en las Naciones Unidas, en FAO y ahí conocí a mi jefa que era correctora y nos enamoramos. Es una mujer divina, muy correcta, me guía, nos ha representado como grupos y el viernes estará cocinando platos españoles", detalló.